Tener un "Blog" Como Adulto Mayor

000_0001.jpgEstas bitácoras en internet les permiten a los mayores expresarse libremente sobre lo que quieran, ampliar su red de contactos y sentirse tomados en cuenta, pero sin caer en lo impersonal del chat.

 

"Las butacas (del cine de la parroquia) eran unas bancas, al parecer las mismas que se ocupaban para el Mes de María en las afueras de la iglesia. La entrada era para todos los que participábamos en la iglesia en 'forma gratuita'. Lo de gratuita no era tal, ya que había que juntar 'puntos'. La obtención de estos puntos se daban cuando uno iba a misa o catecismo...".

 

A diario, el enmarcador de cuadros Carlos Fernandois (63) escribe sus recuerdos y anécdotas de infancia, recopila fotos antiguas y también noticias actuales sobre el barrio que lo vio crecer: la población Pedro Montt, en Santiago Centro. Pero no le basta con guardarlos para sí mismo. Quiere compartirlos con todo el mundo y, para eso, la tecnología del "blog" ha sido su mejor aliada.


Esta bitácora virtual requiere crear un sitio web, donde exhibe el material reunido, para que la gente lo lea y lo comenten si desean.


"Mi primera intención de armar el blog fue que algunos amigos exiliados mantuvieran el recuerdo vivo de su barrio y el contacto, pero hoy la página recibe visitas de diversas partes. Ha sido como un rescate cultural. Además, tengo otro blog sobre temas del pasado, uno para los amigos personales y otro de Laguna Verde".

Nunca más sola

Ahora que los adultos mayores se están atreviendo cada vez más con la tecnología, de seguro irán apareciendo más blogueros empedernidos como Fernandois.

Sin ir más lejos, el blog de María Amelia López (de 96 años) fue elegido en 2007 como la mejor bitácora en español del mundo. Desde España, admite a "El Mercurio" que fue toda una sorpresa, porque nunca esperó tal acogida de la gente (su blog ha recibido casi un millón de visitas en un año). "Estaba muy sola y aburrida en la finca. Un día mi nieto me mostró internet y lo encontré una maravilla. Entonces para mis 95 años me regaló un blog. Me cambió la vida. Ahora tengo amigos de los cinco continentes y textos que debo contestar todos los días".

Sólo basta tener ganas. "Yo ni veo bien, por lo tanto mi nieto teclea todo lo que yo hablo, después me imprime las respuestas de la gente y listo", agrega.

Los blogs se adaptan muy bien a las necesidades de las personas mayores. "A diferencia del chat, te permite ampliar tu red de contactos porque la gente se presenta con su identidad y perfil real. Además, uno se puede expresar libremente, más en extenso y sin la exigencia de escribir rápido y corto", explica Romina Millán, moderadora y editora de "Ligas mayores", el primer blog chileno comunitario para mayores de 50 años.

La iniciativa nació en 2006, bajo el alero de la Biblioteca del Congreso Nacional, para promover un mayor acercamiento entre la ciudadanía y el Congreso. Cuentan con más de 600 inscritos, quienes comentan respecto de todas las temáticas que les inquietan. "Ligas mayores" son un buen ejemplo de que los blogs no sólo sirven para compartir aficiones, eludir la soledad o reavivar los recuerdos, sino también para sentirse reincorporado al sistema.

De hecho, uno de los blogueros y monitor de "Ligas mayores", Enrique Boye (66), explica que una de las metas para 2008 es armar un documento con los grandes temas plasmados en el blog, para ir resonando "en la cabeza de quienes toman las decisiones y ser un aporte real a las políticas públicas. Tenemos conciencia de nuestro poder como adultos mayores y con el blog estamos sembrando".

CLASES

Para aprender a "bloguear" se puede llenar el formulario de inscripción en el blog de "Ligas mayores". Hay talleres semanales.

Otros fanáticos

Nancy Villegas (61)

"El blog ha hecho incluso que mi hijo que vive en Calama me conozca mejor, porque lee mis textos y se entera de lo que me ha pasado a diario o de mis recuerdos".

Willi Kaufmann (69)

"En el blog entras en sintonía y diálogo con gente que tiene tus mismos intereses. Uno tiene mucho que aportar y en el blog uno se siente más escuchado".

Ricardo Aliaga Bascopé (66)


"Hace un año tuve un accidente que me tuvo meses sin moverme. Ahí conocí los blogs. Descubrí gente muy interesante, me di cuenta de que estaba vivo y me remotivé". Este post es levantado gracias a
María Paz Carvajal y publicado en El Mercurio de Santiago.

|

Comentarios

Wonderful article! We are linking to this particularly great post on our site. Keep up the great writing.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar